La Lactancia prolongada

Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

    ¿Por qué lo llaman así si en realidad somos nosotras y nuestros bebés las que prolongamos la lactancia hasta cuando no da la gana?

    Cuando el amamantamiento dura más tiempo del que nuestra sociedad estipula que debe realizarse el destete, se empieza a llamar ​lactancia prolongada​.

    Entre nosotros se utiliza este término cuando el niño o niña amamantada es mayor de 24 meses de edad que es hasta cuando la OMS recomienda seguir con la lactancia.

    En las sociedades desarrolladas se ve de forma extraña que los bebés de más de dos años sigan tomando el pecho, porque generalmente el destete se produce mucho antes. Esa es la razón de que muchas madres se esconden o lo intentan hacer cuando llegan a casa para no ser juzgadas, probablemente porque en alguna ocasión han sido víctimas de comentarios fuera de lugar o de miradas que lo dicen todo.

    Muchas madres, llegado un punto en su lactancia, se enfrentan a sentimientos contradictorios con sus hijos e hijas cuando están mamando.

    Por un lado sienten rechazo, aunque por otro quieren seguir con la lactancia.

    Esto se conoce como agitación por amamantamiento.

    Se habla poco de este término pero las madres con hijos “mayores” sabrán de lo que hablo.

    Aquí se mezcla el sentimiento de querer visibilizar algo tan normal como el amamantamiento con el de querer proteger a tu hijo o hija de comentarios desafortunados.

    ¿Desde cuándo está mal visto en nuestra sociedad el amamantamiento prolongado más allá de incluso el año de vida?
    Leyendo por todas partes, he llegado a la conclusión de que puede ser debido a la inclusión del biberón hace 3 o 4 décadas, cuando los mismos pediatras y matronas

    aconsejaban a nuestras madres una lactancia ridícula que en la mayoría de ocasiones derivó en un abandono absoluto de la lactancia.

    Directamente tiraban del biberón, sintiéndose culpables y queriendo justificar que el biberón era mucho más práctico y alimentaba mucho más… ridiculizando así a las madres que sí lo practicaban.

    Las madres que quieren seguir amamantando a sus hijos mayores casi siempre se van a encontrar con el rechazo de la gran parte de la sociedad y a veces, por desgracia, entre profesionales sanitarios (casi siempre de la vieja escuela) e incluso dentro de su propia familia.

    Esta es mi opinión personal, nada más.

    Madres y nodrizas o amas de cría

    El pediatra José María Paricio, fue el fundador de E-lactancia.org y especialista en lactancia materna, ha estudiado a nivel histórico el amamantamiento y comenta en un artículo que leí que el destete natural del ser humano debería estar entre los dos años y medio hasta los 7 años.

    Exactamente no dice por qué hasta los 7 años pero yo deduzco que probablemente esto se deba a que en la antigüedad entre las familias humildes, por falta de otros recursos y puesto que la leche de vaca no estaría muy probablemente pasteurizada, era una forma de evitar las muertes por enfermedades en los niños.

    Hace años, no existían las leches en fórmula como ahora y la ingesta de leche fresca recién ordeñada era una fuente de infecciones muy importante que ponía en peligro la vida de cualquier bebé e incluso de los adultos, los cuales, por esta zona geográfica consumían los lácteos básicamente en forma de queso. De ahí que en el Medievo la lactancia fuera la fuente natural de alimentación de los niños en las primeras etapas de la vida, a falta de otra alternativa segura.

    No obstante, en aquella época deberíamos hablar simplemente de lactancia y no de lactancia materna, ya que, como sabréis esta podía ser ejecutada por la madre pero también por otra mujer a la que llamamos comúnmente nodriza o de otras formas (por ejemplo, ama de crianza).

    Yo recuerdo oír hablar a mi abuelo de su “hermana de leche” en el pueblo. Esto quería decir que o bien la madre de mi abuelo o bien la madre de la otra niña amamantó a ambos, puesto que era el único medio realmente seguro de que disponían las madres con dificultades en la lactancia para conceder a su descendencia las mejores oportunidades de supervivencia.

    La figura de la nodriza o ama de cría evoca una práctica mayormente en desuso desde hace más de cien años pero que hasta entonces fue esencial para contener las enormes cifras de mortalidad infantil.

    ¿Cuánto duraba la lactancia?

    En algunos casos, probablemente, la madre empezaba la lactancia pero era sustituida al cabo de un tiempo por otra mujer, que se ocupaba del mismo lactante a lo largo de sus primeros años de vida casi siempre debido a enfermedades o muerte de la madre.

    Por lo que mi abuelo contaba, la lactancia se realizaba durante un periodo de tiempo que podía ser desde recién nacidos hasta, en algún caso, durante 4 años.

    Las tomas se hacían directamente del pecho, al menos hasta la aparición de la dentición. De ahí que, entre el segundo y el tercer año, la lactancia ya empezaba a no verse con tan buenos ojos y se hacía un proceso de destete que hoy en día sería bastante poco probable e impensable proceso de destete mediante procedimientos tales como untar los pechos con sustancias amargas…a lo bestia vaya…

    ¿Son las creencias erróneas cosa del presente?

    Todavía hoy en día se escuchan frases tales como “Ya no tendrá ni leche será leche aguada, ya no es alimento para el niño/niña, será mejor darle comida normal…”

    Os prometo que esta frase la he escuchado en pleno año 2020.

    Evidentemente, esto es debido a un grado altísimo de ignorancia, pero precisamente a esto me refiero.¿Por qué seguimos escuchando este tipo de comentarios? ¿nos extraña que las madres que practican la lactancia con niños mayores de 2, 3 y hasta 4 años no lo hagan en la calle abiertamente?

    A modo de conclusión

    Probablemente la idea más importante que podemos sacar es que la lactancia no solo es, sino que siempre fue, sinónimo de salud infantil y esto no puede más que animarnos a seguir promoviendo su práctica.

    Siempre respetando mucho a esas madres que decidieron no amamantar por diversos motivos.

    He de reconocer que desde mi experiencia personal, a mi primer hijo le di el pecho hasta los 19 meses. Pero fue él el que me abandonó a mí. Un día se olvidó de su

    “chupito” de después de cenar, y hasta hoy. Si no hubiera pasado, puede que hubiera seguido.

    Con mi hijo pequeño, que como sabéis tiene 9 meses, será lo que él decida. Visto lo visto, ellos también saben decir “hasta luego” a la teta… Y si no, pues prolongaremos la lactancia sin ningún problema por mi parte.

    La lactancia no es solo alimentar a tu hijo o hija. Es apego.
    Es un momento de tranquilidad para ell@s.
    Es consuelo…

    Qué madre lactante no ha sacado la “teta” en la consulta del pediatra cuando le han dado las vacunas a su bebé, o incluso cuando se ha caído y se ha hecho daño.

    Reconozco que instintivamente, he utilizado mil veces mi teta para calmar un golpe o para tranquilizarlos en un momento dado.

    En realidad, algo importante de la lactancia de larga duración es esto, que cada madre y cada hijo sean libres de decidir cuando acaba la lactancia.

    ¿Cómo os habéis sentido vosotras en el final de vuestra lactancia? ¿Y las que la abandonasteis voluntariamente? ¿y las que continuáis?

    Compártelo

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on pinterest
    Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

    Bebé

    El porteo seguro

    El porteo es la forma en la que llevamos a nuestros hijos e hijas encima de nosotros. Es algo natural que muchos mamíferos hacen de forma habitual y que nuestros antepasados también lo practicaron durante siglos.

    Ver entrada »
    Bebé

    Baby Shower

    Principalmente es una baby shower es una fiesta de bienvenida para el nacimiento del bebé. También se conoce como fiesta premamá, aunque ya no vamos acostumbrando a su anglicismo Baby Shower.

    Ver entrada »
    Bebé

    La Lactancia prolongada

    ¿Por qué lo llaman así si en realidad somos nosotras y nuestros bebés las que prolongamos la lactancia hasta cuando no da la gana?

    Ver entrada »
    Ir arriba