Las temidas crisis de lactancia

Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

    ¿Cómo puedo tratar las temidas crisis de lactancia de mi bebé?

    Las crisis de lactancia o brotes de crecimiento, se pueden dar en distintas fases del crecimiento del bebé. Cada una de esas fases tiene sus características y adaptaciones propias que tendremos que hacer.

    Empezaremos tratando brevemente cómo evolucionan estas crisis desde los primeros días de vida hasta los 2 años de desarrollo.

      A los 15 o 20 días de vida

    El primer signo que podemos detectar es que los bebés lloran desesperados si no tienen la teta cerca. Pueden tirarse horas seguidas en el pecho o cogerlo y soltarlo de forma intermitente. A pesar de que es común que vomiten mucha cantidad de leche, siguen mamando compulsivamente.

      Falsa crisis a los 4 meses de vida

    A los cuatro meses de vida, puede ocurrir que el bebé se despierte por la noche más veces que lo que es habitual. Esto por lo general se suele traducir en que el bebé requiere de más tomas.

    A las 6 o 7 semanas de vida

    Tras pasar las primeras semanas de vida, se nota un incremento tanto en la demanda como en el número de tomas. Se produce un aumento en el nerviosismo a la hora de tomar el pecho y es común que dé tirones y tense la pierna tratando de hacer palanca.Falsa crisis a los 8 meses de vida

    A los ocho meses puede ocurrir que el bebé se despierte por la noche llorando de forma angustiosa. Sin embargo, se suele calmar rápidamente cuando le ofreces el pecho.

    A los 3 meses de vida:

    En esta etapa, al ser una fase con más experiencia tanto por el bebé como por la madre, se suelen dar dos fenómenos:

    1. El bebé controla mucho mejor la succión y realiza la toma más rápido.
    2. El cuerpo de la mujer se ha ido adaptando durante estos primeros meses y es capaz de optimizar el proceso de producción de leche. En apenas 2 minutos puede desencadenar el reflejo de eyección y así fabricar toda la leche que el bebé necesite rápidamente.

    Estos aspectos pueden dar la percepción de que el pecho está más blando y no está produciendo suficiente leche. Hay que tener en cuenta que ya no necesitamos ese subidón de leche porque la tenemos ya al instante a causa de esa optimización.

    Si no se conocen adecuadamente los mecanismos por los que se produce la crisis de lactancia de los 3 meses, el resultado puede llegar a ser un abandono precoz dada la sensación de que no se está produciendo suficiente leche o que el bebé está rechazando el pecho.

    Al año de vida

    Tras el primer año de vida, el bebé puede dejar de prestar atención a los alimentos cotidianos y desplazarlos por una demanda mayor de toma de pecho.A los 2 años de vida

    A pesar de que hayan pasado dos años desde el nacimiento, el niño o niña puede volver a demandar el pecho casi con la misma intensidad que cuando era recién nacido. Se percibe cierto nerviosismo e inquisición y si la madre se niega (o retrasa) la toma no se lo toman nada bien.

    ¿Cuánto duran las crisis de lactancia?

    Como todo, los tiempos en las crisis de lactancia dependen de múltiples factores y pueden variar en función del bebé. Sin embargo, se estima que si la atención es la adecuada y se alimenta a demanda, suele durar entre dos y tres días. En el caso de la crisis de los tres meses la duración es más variable. Es una fase muy dependiente del bebé y por desgracia, lleva a muchas madres a dejar de dar el pecho en ese momento (o pasar a la mixta) por miedo a no poder alimentar a su bebé.

    Es importante hacer caso a tu instinto y tener un poco de paciencia. De la misma forma que vino esta crisis, se fué.

    ¿Qué hacer ante una crisis de lactancia?

    En estas crisis, la paciencia y la tranquilidad son tus mejores aliadas. Te dejo unos consejos que pueden ser muy útiles:

    • Deja que el bebé mame todo el tiempo posible, sin miedo, pero sin forzarle.
    • Dedícate a el bebé en exclusiva mientras dure la crisis de lactancia.
    • No te ayudes con leche artificial. Estas crisis tratan de aumentar la producción de leche, por lo que ofrecer al bebé leche de fórmula sería contraproducente. La producción de leche se regula mediante la demanda del bebé.
    • Puedes buscar ayuda en tu matrona o en un grupo de apoyo a la lactancia. Ver a otras madres en tu situación te ayudará a normalizarlo y te servirá de refuerzo.

    Compártelo

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on pinterest
    Pinterest

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Entradas relacionadas

    Ama Sorgina

    Qué regalar a un bebé

    Cuando tenemos que hacer un regalo para un bebé habitualmente le damos mil vueltas, sobre todo porque hoy en día tienen todo cubierto, tanto en la vestimenta, como en lo decorativo y no te cuento en el de juego…

    Ver entrada »
    Ama Sorgina

    Las tareas invisibles de mamá

    Muchas veces pensamos que las tareas del hogar y la jornada laboral nos agotan terriblemente al final del día, pero ¿habéis pensado que quizás hay tareas que no contamos porque pasan tan desapercibidas que se convierten en invisibles?.

    Ver entrada »
    Bebé

    El porteo seguro

    El porteo es la forma en la que llevamos a nuestros hijos e hijas encima de nosotros. Es algo natural que muchos mamíferos hacen de forma habitual y que nuestros antepasados también lo practicaron durante siglos.

    Ver entrada »
    Ir arriba